El contenido psicológico en las obras de Shuzo Oshimi

Como ya vimos en Aku no hana, el contenido psicológico no falta. Sin embargo no es el único título del autor que trata este género temático, sino que es uno de ellos. Tenemos a Happiness, Boku wa Mari no naka, Chi no Wadachi, Shino-Chan wa Jibun no Namae ga Ienai, etc. Además de tener sus obras de género ecchi o con toques sobrenaturales. Voy a centrar esta nota en sus obras “realistas” con contenido psicológico: Boku wa Mari no Naka (Dentro de Mari) y Chi no Wadachi (Un sendero de sangre).

La primera trata de Yoshizaki Mari, una chica de secundaria que al despertar no reconoce su cuarto ni su cuerpo, lo que la lleva a enfrentarse ante la imagen que se proyecta en el espejo diciendo: “ella la chica angelical de la tienda de conveniencia”. Lo último que recuerda es haber estado siguiendo a Mari, ella misma, siendo Komori Isao, un chico de la zona.
Lo que se observa, a primera vista, es un trastorno de identidad disociativa, que no es de extrañar dado quien es el autor, el cual se mantiene gran parte del manga. Logra pasar desapercibida en la escuela, manejar la situación, pero se encuentra con que su mejor amiga descubre que algo no está bien y la encara “¿Quién sos?”. Conforme la historia avanza, y luego de un fallido intento de entablar una conversación con el verdadero Isao, creyendo que se trataba de Mari dentro de su propio cuerpo y descubre que no es así, llegando a preguntarse “¿Dónde está Mari?”.
Más allá de lo psicológico, este manga en particular, se encuentra con contenido existencialista, abordando a lo largo de toda la trama temas tales como que es ser uno mismo, quien es quien, que es existir o que es la mente.
Mari, siempre acompañada de su mejor amiga, empieza una investigación en busca de la verdadera Mari y se encuentran con cosas que desconocían de ella. Quizá no era tan inocente y perfecta como parecía.

Por otro lado tenemos a la segunda, que si bien esta en emisión, se deja ver bastante claro el giro que puede llegar a tomar. Una madre sobreprotectora, un hijo que no muestra ningún signo de rebeldía, sino más bien de conformismo y un crimen.
En los pocos capítulos que llevan publicados ya se intuye algo de lo psicológico en el comportamiento de la madre de Osabe Sei que es un chico de secundaria con amigos, con una buena relación con sus padres, con su primo, excelente alumno, etc.

En un excursión familiar por un monte de Japón que hacen en las vacaciones la madre de Sei no deja un momento de estar encima de él y cuando Sei, junto a su primo Shige, se separan de los demás mientras almuerzan, se adentran en la espesura del bosque hasta dar con un precipicio con una hermosa vista del paisaje; mientras Shige lo incita a Sei a asomarse a este y a que diga lo que realmente siente, lo que realmente tiene que decir, lo que se encuentra detrás de esa actitud pasiva (¿Alguna similitud con Aku no hana?), aparece repentinamente la madre del protagonista.

En instante en el que Shige casi cae, su tía logra tomarlo y evitar el accidente, pero luego d un momento lo empuja ante los ojos de su hijo quien se muestra atónito y paralizado.

Como todavía no se encuentra completo este título no queda más que esperar. Sin embargo deja ver bastante del mundo de Shuzo Oshimi: tramas cargadas de oscuridad, en alguna medida, de carga psicológica, y como en este último caso, un thriller. Teniendo en cuenta el giro que toma Aku no Hana hacia el final, no se sabe que esperar de Chi no Wadachi ¿Algo espectacular? Obviamente.

Ficha técnica

Las posiciones subjetivas en Aku no hana

Una breve entrevista al psicoanalista Carlos A. Ouro acerca de la construcción psicológica de los personajes de la serie de animación japonesa Aku no hana:

1) ¿Qué opinión merece, desde el campo de la psicología, los personajes de este anime?

Es una pregunta muy amplia pero voy a tratar acotar el tema a un aspecto que me parece a considerar. Desde el campo del psicoanálisis las estructuras psicopatologías y las posiciones subjetivas no vienen dadas por la biología. Con esto de trata de dar cuenta lo que la clínica psicoanalítica descubre en su andar. Tanto el sujeto como el cuerpo no son datos primarios para el psicoanálisis, es decir que lo que está al inicio no es el cuerpo, no es el organismo. Según Jacques Lacan para que haya un cuerpo hace falta un anudamiento de un organismo con una imagen a través del significante. Es decir que lo que termina de dar cuerpo es el significante. Esto quiere decir que lo que está de entrada y antes del cuerpo es el significante.

Este, el significante, no solo dona un cuerpo sino que a su vez produce un sujeto. Si podemos sostener esto, “hombre” y “mujer” son consecuencias del efecto significante que no va de suyo con la biología. La ciencia del cuerpo orgánico no puede dar cuenta a través de la genética que es ser hombre o mujer. Si reparamos en todas las nuevas tendencias sexuales de la actualidad podríamos notar que el cuerpo entra en el campo de la sexualidad como superficie de inscripción y como una especie de maquina imaginaria con la cual se intenta ajustar, acomodar o sintonizar una imagen con la posición sexuada del sujeto.

Para ver esto podríamos traer el ejemplo de Lacan con las dos puertas de los baños públicos sin inscripción. Hay dos puertas de baños públicos sin la inscripción típica de los símbolos de hombre y mujer. El sujeto decidirá por que puerta ingresar no encontrando una referencia identificadora a ningún rasgo masculino o femenino. Es una apuesta.

Si en cambio se le presentara los símbolos en las puertas cada uno, y de acuerdo a su posición, “elegirá” dónde ingresar. Por eso la posición sexuada no esta en relación a lo orgánico sino a una asunción del sujeto condicionado por el significante, donde en este ejemplo el significante sería los símbolos de hombre y mujer que están el las puertas de los baños y de acuerdo a estos el sujeto tomará posición o no.

Después de esta breve introducción que considero necesaria para poder entender lo que yo observo en esta historia paso a decir que aparecen tres personajes (dos mujeres y un hombre) y de los cuales hay dos de ellos con rasgos que muestran sus posiciones subjetivas.

El varón aparece como timorato, retraído, recatado y controlado con respecto a sus tendencias pulsionales donde en su privacidad sueña con el deseo imposible de llevar esas tendencias a la práctica. Este lee el libro de Baudelaire “Las flores del mal”, encontrando ahí quizás un deseo realizado en un estado de ensoñación. Hay, quizás, en este personaje una identificación en los escritos del poeta francés pero también un apaciguamiento de la tensión que le produce el encontrarse con su goce.

Este apaciguamiento que encuentra en la obra de Baudelaire alienándose al otro de lo perverso, queda trastocado por la aparición de su compañera Sawa Nakamura que le devuelve como en un efecto especular lo que Takao Kasuga “siente” realmente por Saeki.

Kasuga en un primer momento, en lugar de acceder al cuerpo de Saeki, transita el camino del fetiche robando la ropa de gimnasia de ella. De esta manera ingresa a la sexualidad por la vía de una perversión.

Es Nakamura quien le enseña el camino “correcto” empujándolo a reconocer que la sexualidad humana despoja al sujeto de todo ideal por ser y como decía Freud que la sexualidad humana perversa y polimorfa.

Por un lado tenemos a Nakamura con cuerpo de mujer pero con una posición subjetiva, podríamos decir, masculina. Su rasgo perverso y su insistencia de iniciar a Kasuga en “la flor del mal” hace percibir una conducta típicamente masculina.

Por otro lado, Kasuga, se muestra mas del lado de lo femenino si podemos sostener como decía Jack Alan miller con ironía que el hombre entra por el lado del goce sexual y desemboca en el amor en cambio la mujer demanda en el inicio el amor para poder ubicarse como objeto de la perversión del hombre.

2) ¿A qué se refiere con los cambios de posición subjetiva?

A lo anterior podríamos agregar, y se desprende de ello, que el sujeto no es la persona ni el individuo y mucho menos un cuerpo. Nadie dice soy un cuerpo sino tengo un cuerpo. Es decir que es una adquisición, es una donación del lenguaje.

Para el psicoanálisis si el sujeto no es cuerpo, personalidad ni individuo ¿qué es? Es lo que un significante representa para otro significante. Ser “ingeniero” es un titulo que otorga un Otro a un sujeto para que este pueda “representarse” ante otro significante que podría ser “la empresa”, “el estado”, “la comunidad científica”, etc.

Lo que llamamos posición subjetiva es la relación que cada uno establece con respecto a los significantes del Otro de la lengua. Recordemos lo que dice la Biblia cuando afirma que en el principio esta el verbo o cuando Dios le dio el poder a Adán de nombrar todo. En el principio esta el significante y este ordena el mundo y cada uno tomará posición y posesión con respecto a la lengua que lo habita. Así la sexualidad humana también entra en los desfiladeros de los significantes para indicar que, como se ve en la actualidad, tener un miembro viril o no tenerlo nada dice en cuanto al ser hombre o mujer. Serlo o no serlo se va a resolver no en el campo de la biología sino en la relación que cada uno tenga con las significaciones de su historia personal.

3) Encuentra, desde su posición, algún paralelismo entre este anime y la obra de Baudelaire?

Podría ser que tanto en la obra del poeta y el animé están ahí para hacernos recordar que el sujeto no es el individuo, si individuo remite a lo indiviso, a lo no dividido. Para el psicoanálisis hay un dificultad radical al tratar a las seres humanos como individuo ya que para nosotros los analistas el sujeto esta dividido estructuralmente. En este sentido tanto la obra escrita por Baudelaire como el animé muestran fragantemente esta división entre el goce y el deseo, entre el amor y el odio, entre la vida y la muerte. La pregunta se deja adivinar en ambas obras.

Por supuesto que una comparativa entre ambas llevaría mucho tiempo pero al menos esto que propuse anteriormente me parece que aparece en un primer plano.

4) ¿Considera realista el comportamiento de los personajes?

Bueno es para pensarlo. Aquí podría establecerse una diferencia entre la obra de Baudelaire y el anime ya que se ubican en épocas distintas. Podría considerarse que lo que expresa el poeta en su obra de “Las flores del mal” para su época supongo que sería aberrante porque le estaría devolviendo una imagen del ser humano chocante para su época.

Hay que tener en cuenta que el libro debió llamarse, en principio, Los limbos o Las lesbianas, pues la intención primaria era la de escribir un libro sobre los pecados capitales aunque Baudelaire renunció a ello siguiendo los consejos de un amigo. Dicho libro fue catalogado de inmoral ya que exaltaba el goce de la vida y de las pasiones. Aún así habló de lo mismo con una estética poética que le valió el reconocimiento de los literatos de su época y la actual.

Igual no es lo mismo escribir lo que escribió en Las flores del mal, que abarca toda su obra poética desde 1840, que si se escribiese ahora. Hay que considerar que el poeta atravesó la época victoriana con toda su carga moralista y de fuertes ideales que la caracterizó.

Entonces, los personajes del anime podrían ser realista desde el punto en que representan a los mortales de este planeta con sus virtudes y sus decadencias, con la efervescencia pulsional que nos hace humanos, muy humanos, moduladas por el discurso de cada época.

 

This slideshow requires JavaScript.

 

Aku no hana: ¿Una nueva manera de hacer anime?

Aku no hana cuenta con una adaptación animada del mismo nombre, escrita por Aki Itami y dirigida por Hiroshi Nagahama (Mushishi, Mushishi: Zoku-Sho, etc.). El anime fue emitido en Abril del 2013 y finalizado ese mismo año en Junio por el estudio de animación ZEXCS (Sukitte ii na yo, Speed grapher, etc.), contando con 13 capítulos.

La particularidad de esta animación es que está realizado con rotoscopia, lo cual consiste en remplazar fotogramas de una filmación real por otros dibujados, calcados sobre cada fotograma. El resultado causó un gran revuelo entre los espectadores estandar de anime y los seguidores del manga original, quienes se mostraron totalmente golpeados por un estilo demasiado realista, considerando además “feo” el dibujo y, por otro lado, el hecho de que el parecido entre los personajes del manga y su adaptación es, prácticamente, nula.

1368118995208.png
Nakamura Sawa interpretada por Mairya Ise.

A pesar de que esta técnica no es nueva en un anime, ya que Mind game y Kuuchuu buranko también utilizan escenas rotoscopiadas en algunos segmentos, Aku no hana si es la primera serie japonesa en televisión en usarla casi en su totalidad.

La serie no cuenta con una segunda temporada, en mi opinión, debido a las criticas negativas y las ventas se vieron afectadas, por ende no hubo presupuesto. Aun así vale mucho la pena dar una oportunidad a este anime por dos razones: la primera es que la rotoscopia fue una buena decisión desde el punto de vista artístico y conceptual, ya que de este modo se podía mostrar con mayor crudeza el comportamiento humano, así como ciertos paisajes de la ciudad, donde se plasma de manera casi perfecta la belleza de lo decadente. La segunda es que su técnica se relaciona muy bien con el lenguaje literario de Baudelaire, igual de atrevido, provocador e innovador. Es un estilo que encaja perfectamente con la trama.

Teniendo en cuenta que el manga no es para todos los públicos, no en cuanto edad por cierto contenido sino por la historia misma, la trama que para algunos puede llegar a ser insólito e incomprensible. Aku no Hana es un anime adulto, y aunque tal vez no todo el mundo se sintió atraído por su historia, creo que su mayor desventaja, desde lo objetivo, fue arriesgar en su estética e intentar romper con unos convencionalismos demasiado arraigados y poco dado a la innovación. Pero desde el principio la idea de Shūzō Oshimi fue la de asumir los riesgos y crear una obra que resultara diferente, bella y provocadora al mismo tiempo.

large
Aku no hana: capítulo 7. Se observa lo dinámico en los movimientos y el realismo.

En cuanto a la banda sonora fue un trabajo impecable, logrando situar con total naturalidad el ambiente en el que se desenvuelve la historia: los silencios, sonidos naturales, la música, etc.
Además, el ending de la serie, “A Last Flower” compuesto por ASA-CHANG y Junray, va de la mano con todo, es decir, no es tradicional. Es un diferente al de otras series, un tanto surrealista si se quiere y logra reflejar la parte perturbadora de la serie de forma excepcional.

El mundo corrompido: la expresión del mundo baudeleriano en Aku no hana

Aku no hana” es una obra que se describe oscura, siniestra y a la vez hermosamente perturbadora con algunos destellos de pureza.
Es un manga seinen, escrito e ilustrado por Shuzo Oshimi, del 2009 publicado en la revista Bessatsu Shonen Magazine, de la editorial Kodansha, y finalizó en 2014 contando con once volúmenes recopilatorios. Además cuenta con una adaptación animada de la cual se habla en este blog.

Más allá del libro mismo y del título, considerando que Aku no hana significa “Flores del mal”, ¿Qué relación se establece con la visión del mundo baudeleriano?

Aku no hana es una de esas obras donde las referencias y la vinculación con las flores del mal sólo pueden notarlas aquellos que hayan leído el libro.

En un principio, el manga parece tener muy poco que ver con la obra de Baudelaire, ya que la historia se centra en la época actual y en un instituto japonés, donde hay adolescentes hablando sobre banalidades de la vida. No obstante, pronto observamos que se sale de esa actitud convencional una chica solitaria, taciturna y callada: Nakamura Sawa. Sus compañeros no tienen trato con ella, al considerarla diferente, la ignoran e incluso hablan a sus espaldas, y hasta le tienen miedo, precisamente porque no se relaciona, se mantiene indiferente en clase ante todo, tiene las peores notas y especialmente por su poco filtro, donde llega incluso a insultar a su tutor llamándolo “gusano de mierda”.

En esta pequeña presentación de Nakamura ya podemos intuir cierta referencia con la vida y obra de Baudelaire. Su rebeldía, descaro, agresividad y marginalidad es algo que encaja perfectamente con él, así como su lucha contra todo y contra todos.
Claro que esto es poco, pero es el primer punto en contacto con las flores del mal y con Nakamura, quien realmente lleva el peso de la historia y conecta con el mundo del poeta francés. A medida que la narración avanza, pronto averiguamos que esa personalidad ácida y provocadora tiene todavía que mostrarnos mucho más.

Paralelamente tenemos a otro personaje: Kasuga Takao, un chico que se siente atraído por una compañera de clase, Nanako Saeki quien es una chica popular, linda, inteligente y agradable. A quien pone en un lugar de idealización y perfección llegando a considerarla su muse, su femme fatale.
Aparentemente, Kasuga es un chico común; con amigos y con un carácter tímido y moderado, no obstante siente que es diferente al resto de sus compañeros, especialmente por sus inquietudes y gustos culturales que le llevan a leer las flores del mal de Charles Baudelaire, libro que siempre lleva consigo y que lo trata con especial devoción. Sus compañeros nada saben de sus peculiares gustos literarios, aunque Nakamura pronto descubre que Kasuga no es como los demás y siente un fuerte interés por la oscuridad que esconde.

A partir de aquí, se establece un importante triángulo entre estos tres personajes, y es donde girará toda la narración.

Nakamura es un personaje que está cansada, aburrida de todo lo que le rodea, especialmente de la hipocresía humana, de sus máscaras y de la mediocridad que todo lo impregna. Por ello, cuando intuye la oscuridad de Kasuga y sus deseos ocultos, decide poner todo su empeño en liberarlo de sus ataduras y convertirlo en todo un pervertido. Para ello se sirve de toda clase de bajezas: lo extorsiona para que cumpla los fines que ella quiere. Su objetivo es que Kasuga logre desprenderse de esa hipocresía, y que se muestre tal como es, con toda su “maldad” y sin miedo en exhibirla.

La obsesión de Nakamura por combatir la hipocresía humana encaja perfectamente con los principios de Baudelaire, así como en ese poema Al lector como introducción a las flores del mal:

Al lector

La necedad, el yerro, el pecado, la roña,
ocupan nuestras almas, trabajan nuestros cuerpos;
y como los mendigos alimentan su mugre,
así nutrimos nuestros blando remordimientos.

Nuestro pecado es terco, nuestra contrición floja;
con creces nos hacemos pagar lo confesado,
y alegres retornamos al camino fangoso,
creyendo nuestras culpas lavar con viles llantos.

En la almohada del mal es Satán Trismegisto
quien largamente acuna nuestro ser hechizado,
y el precioso metal de nuestra voluntad,
íntegro lo evapora ese químico sabio.

¡El diablo es quien maneja los hilos que nos mueven!
A las cosas inmundas encontramos encantos
y sin horror, en medio de tinieblas hediondas,
cada día al infierno descendemos un paso.

Tal como un libertino pobre que besa y muerde
el seno magullado de una vieja ramera,
robamos de pasada un placer clandestino,
que exprimimos bien fuerte como naranja seca.

Denso, hormigueante, así como un millón de helmintos,
un pueblo de Demonios hierve en nuestras cabezas,
y cuando respiramos, la Muerte a los pulmones
baja, río invisible, con apagadas quejas.

Si el tósigo, el estupro, el puñal, el incendio,
de agradables dibujos no ornaron todavía
el trivial cañamazo de nuestra pobre suerte,
es, ay, porque nuestra alma no es bastante atrevida.

Pero entre las panteras, los monos y los linces,
los buitres, escorpiones, serpientes y chacales,
los monstruos aulladores, rampantes, gruñidores,
de todos nuestros vicios en la leonera infame,

¡Hay uno que es más feo, más inmundo, más malo!
Sin lanzar grandes gritos, ni mostrar grandes gestos,
convertiría a gusto l
a tierra en un despojo,
y tragaría la tierra en un solo bostezo.

¡Es el tedio! -De llanto involuntario llena
la mirada, su pipa fuma y sueña patíbulos.
Tú conoces, lector, al delicado monstruo,
hipócrita lector -mi igual-, ¡hermano mío!

Fuente: Baudelaire, C. (2009). Las flores del mal. (Nydia Lamarque, trad.). Argentina. (Obra original publicada en 1857)

En este poema, donde el escritor se atreve a insultar directamente al lector llamándolo “hipócrita”, vemos claramente la misma pulsión violenta de Nakamura por enfrentarse contra la hipocresía de una sociedad, que no es consciente, que bajo un ideal se encuentra descansando, siendo acunada por “Satán”. Por otro lado, el fastidio por el tedio es algo que también se ve reflejado en la actitud de Nakamura, que se muestra desencantada y aburrida con el mundo, hasta que encuentra a Kasuga, una hermosa flor del mal que le da la ilusión y la energía por vivir de manera intensa.

Pero el autor va más lejos que simplemente volcar algunas características de Baudelaire y plasma la estructura misma del libro de poemas, el cual esta dividido en seis partes temáticas: Spleen e ideal, Cuadros parisinos, El vino, Flores del mal, Rebelión y La muerte.

Lo que Baudelaire hizo fue estructurarlo de manera tal que se lea en un orden especifico, haciendonos ir de la idealización del mundo, pasando por donde el poeta busca centrar sus intenciones en extraer el “horror del mal”, aunque tal y como vemos, ese “horror” también puede ser algo bello, hasta hacernos llegar a su desenlace: el hundimiento en lo desconocido; que no es otro que el poema El viaje con el que se cierra la última parte:

[…]
¡Saber amargo, aquel que del viaje se obtiene!
El mundo que es monótono y pequeño y sombrío,
ayer, mañana, siempre, con nuestra imagen viene:
¡Un oasis de horror, en desiertos de hastío!
[…]

La estructura del libro, me atrevo a decir, se ve reflejado, no únicamente en la historia en sí misma, sino también en Saeki, quien comienza mostrando cierta forma de ser que no es; y al verse involucrada de manera secundaria en la relación entre Nakamura Y Takao termina liberándose de esa máscara y toda su hipocresía para mostrarse en su esencia. Pasando, frente a los ojos de Kasuga, de ser un ideal a ser humana.

WhatsApp Image 2017-06-23 at 20.55.54.jpeg
Nanako Saeki en su “liberación”, donde pasa a mostrarse como una chica con deseos y sexualidad y deja de ser la idealización de Kasuga Takao. Tomo 5, capítulo 26. Fuente: http://mangafox.me/manga/aku_no_hana/

En el manga todo sucede de manera natural, dinámica y, en partes, lento; que lleva a que todo desencadene en hechos fuertes. Parece que no podes perderte de nada, pero en el momento en que despejas la atención sucede todo.

La manera en que Shuzo Oshimi logra volcar todo este horrible, perturbador y, a la vez, hermoso mundo que nos muestra, de manera sublime, Charles Baudelaire, es exquisito.
Lo que también es interesante es que la historia del manga se desarrolla en la Prefectura de Gunma, Región de Kanto, Japón. Lugar del cual proviene el mangaka de este thriller psicológico.

¿Será que el manga es una expresión de las vivencias del autor en su juventud? O ¿Simplemente refleja un aspecto de él en menor medida?

aku-no-hana-01
Ilustración de Shuzo Oshimi

La influencia de lo cotidiano en la filmografía de Hayao Miyazaki

Hayao Miyazaki es un director, guionista y productor de películas de animación japonesa. Tiene algunos de los títulos mas importantes de la industria: Sen to Chihiro no Kamikakushi (el viaje de chihiro), Tonari no Totoro (Mi vecino Totoro), Howl no Ugoku Shiro (El castillo ambulante), etc.
Actualmente se encuentra trabajando en un cortometraje para el Ghibli Museum.

En la filmografía del director japones se puede observar la influencia de lugares que conoce: donde vive, lugares que visita, donde trabaja, etc.

La historia de Tokorozawa no obanke incluía ademas una referencia autobiográfica de Miyazaki ya que Tokorozawa, en la prefectura de Saitama, ha sido y es el lugar de residencia del director desde 1970. Toshio Suzuki explica en una entrevista que durante el proceso de creación de Gake no ue no Ponyo (Ponyo en el acantilado) el presidente del Studio Ghibli comentó que los lugares influyen bastante en las obras del cineasta. En la película antes mencionada, la idea del acantilado se debió a un viaje que había realizado a Setonai Kai. En el viaje de Chihiro ocurrió algo similar: en la escena del dios del río, en la que Chihiro se esfuerza sobremanera para limpiarlo de la contaminación, de la basura que tenía encima, hace alusión a una experiencia en la que Miyazaki ayudó a limpiar el río de Tokorazwa.

La vida cotidiana de Miyazaki es una inspiración para sus obras, además de sus experiencias de niño y grandes aspectos de su pasado y personas que lo rodean. Así como en la película el castillo en el cielo, el personaje de Dola esta basado en su madre.

Entonces, teniendo en cuenta esto, se podría decir que su lugar de trabajo también es una fuente de inspiración para la contextualización geográfica de sus personajes. En el año 2002 decide presentar un cortometraje para el Ghibli Museum: Koro no osanpo.
El corto gira en torno a un día en la vida de Koro, un cachorro que se escapa cuando su dueña, Sawaki, deja descuidadamente la puerta abierta. A lo largo de todo un día el perro se pasea por la ciudad y se va encontrando con diferentes personajes y así se va marcando un camino, un mapa del lugar.
Se puede apreciar la similitud de los lugares del cortometraje con la ciudad en la que se encuentra el museo: la ciudad de Koganei.

Más allá de las relaciones estrechas que mantienen algunas de sus obras con sucesos de su vida, lugares, etc. También lo inspiran sus propias creaciones, o mejor dicho, logran darle pie.
En el caso de Tokorozawa no obanke fue un punto clave en la creación de Mi vecino Totoro: tienen como protagonista al mismo personaje, además de otros puntos en común.
Mi vecino Totoro es anterior al cortometraje porque se trata de ideas que tenía de antes. Ya conocemos la particularidad de su forma de trabajo, las ideas le llueven constantemente.

Este es el lugar donde se inspiró Miyazaki para su cortometraje Koro no osanpo.

Fuente: Montero Plata, Laura, 2012, El mundo invisible de Hayao Miyazaki, España, Dolmen Editorial.

¡No son lo mismo!

Una entrevista a Antonella Victoria Biante: estudiante de administración de empresas y otaku; su visión sobre la relación entre los diferentes grupos en las convenciones.

Antes que nada es importante aclarar el término Otaku, ya que su significado difiere en cuanto como es recibido en japón y como en occidente.

Antonella explica que otaku es un término japonés que se utiliza para denominar a las personas, tanto hombres como mujeres, que tienen una fuerte obsesión con cualquier tema en particular, ya sean trenes, películas, algún idol, etc.
En cambio, en occidente, se utiliza únicamente para denominar a las personas amantes, o fanáticas, del manga y del anime. Es importante que dentro de lo que es el mundo de las subculturas relacionadas al anime, videojuegos y demás hay tres clasificaciones básicas: otakus, gamers y cosplayers/crossplayers.

En el siguiente audio nos explica el término, además de otras cuestiones: AUDIO

Seguramente se preguntaran: ¿Y los frikis qué?

El término friki, que viene del inglés freak (fenómeno), se utiliza con el mismo propósito: denominar a un grupo, una subcultura, un fandom, que muestra cierta obsesión por algo. Sin embargo no hay que confundirse, ya que en Argentina el término es visto de forma despectiva y generalizada por parte de los grupos.

Los gamers se dedican a los videojuegos, ignorando lo que es el anime o el manga, no lo consumen, y no les agrada la idea de que los metan en la misma bolsa con los otakus. Es importante saber que cada uno defiende sus gustos y no es agradable la idea de mezclar todo.

En este audio Antonella nos explica su postura frente a las categorías: AUDIO

En el caso de los cossplayer y crossplayers también hay diferencias. Es más ambiguo, podría decirse que están en el medio.
El término proviene del inglés costume y play que sería juego de disfraces en una traducción literal, son aquellos que se dedican profesionalmente, o a modo de hobby, a interpretar a un personaje de un videojuego, una película, algún libro, anime o manga del mismo sexo que el suyo. Por ello que están en el medio, se podría decir, de lo que son los otakus y los gamers, un cosplayer puede ser gamer u otaku o ambos incluso.

Los crossplayer son aquellas personas que por razones artísticas, admiración al personaje, por desafío en la realización del vestuario interpretan a un personaje del sexo opuesto al suyo. Va más allá de simplemente interpretar un hombre o una mujer, es un trabajo, para algunos, más complicado que requiere mayor dedicación. No pasa por el simple hecho del género mismo sino por el personaje.

Es importante aclarar que no se trata de trasvestismo, ni de una expresión homosexual, ni de ningún tipo de orientación o semejante. Es una expresión artística.

No son lo mismo. De todas formas no quiere decir que un gamer no pueda ser otaku o gustarle el anime, o que un otaku juegue videojuegos o participe del cosplay.

Se expresa acerca del cosplay: AUDIO

El lugar que tiene el anime y manga en Argentina

En Argentina, en especial la provincia de Bs. As., hay algunas convenciones dedicadas al manga y el anime a lo largo de cada año. Algunas más importantes que otras. Hay una que si bien está más que nada dedicada al mundo del cómic, cine y los videojuegos da la bienvenida a los otakus: la Comic-Con.

Es un evento originalmente de historieta que se celebra durante cuatro días de verano en San Diego (California), aunque desde su primera edición en 1970 se ha expandido enormemente para los cómics, también abarca otros elementos de la cultura popular, en especial el cine y los videojuegos. En Argentina recién se llevó a cabo en el año 2013. La séptima edición se realizó en Bs. As., los días 26, 27 y 28 de Mayo en el predio Costa Salguero en CABA.

Se la considera la convención más grande de su tipo en Estados Unidos y la cuarta más grande del mundo.

Es verdad que en dicho evento hay una gran cantidad de atención puesta en los rubros antes mencionados; sin embargo hay stands de diferentes editoriales que manejan mangas, y en especial el stand de La Revisteria, un local que se dedica a la venta de mangas, cómics y libros relacionados con temas de interés para las subculturas, de diferentes editoriales.

DSC00519.JPG
Puesto La Revisteria. Delante se observa la exposición de mangas y por detrás cómics y otros libros.

Uno de los momentos más esperados de la Comic-Con: el concurso de cosplay. Además, se organizan charlas que dan actores y participantes de series importantes, como fue el caso de la Argentina Comic-Con 2017 donde se presentó Nikolaj Coster-Waldau que interpreta el personaje de Jamie Lannister en la famosa serie de televisión Game of Thrones, Millie Bobby Brown quien interpreta a Eleven en la nueva serie de Netflix Stranger Things y la participación del director de cine Luc Besson (Leon, El quinto elemento, Nikita, etc.). El concurso esta enfocado al entretenimiento, donde 40 participantes se presentan para representar a su personaje favorito de algún videojuego, película, libro, anime, manga, etc.

En el caso del concurso, abundan una gran cantidad de personajes de videojuegos y cómics, siendo que seis de cuarenta participantes se dediquen a un personaje anime y/o manga.
Es uno de los concursos de cosplay más importantes de Argentina, donde se presentan disfraces de buena calidad, además de la puesta en escena. Cada participante tiene 1 minuto para presentar su personaje de la forma que quiera: coreografía, actuación, monólogo, desfile, etc.

Más aún hay un reglamento que seguir.

WhatsApp Image 2017-06-14 at 13.39.59.jpeg
La concursante Julieta de 22 años haciendo crossplay: representa al personaje masculino Afrodita de Piscis de la serie anime Saint Seiya (Los Caballeros del Zodiaco).

En Argentina, a diferencia de lo que se cree, no está tan avanzado en lo que respecta a eventos, convenciones, concursos, etc. dedicado al manga/anime. En cambio México, donde increíblemente hay, por ejemplo, eventos únicamente dedicados a los géneros yuri y yaoi, además de las convenciones comunes. Hay mas cantidad, con invitados especiales, etc.

Acá, con algo de suerte, puede encontrarse un espacio medianamente razonable, en algunos casos, y con puestos donde se juega tu dinero para la comida por productos de merchandansing. Además de presenciar alguna suerte de puesta en escena, una suerte de concurso cosplay y quizá, si el día lo amerita, una chica que cante bien presentando karaoke para más entretenimiento y un evento más ameno también.

De todas formas no todo es entretenimiento como videojuegos, series, etc., sino que también hay stands de ventas y exposiciones, como figuras de acción y demás.
Hay un pasillo dedicado al dibujo: mesas en las cuales hay una gran cantidad de papeles con las expresiones de sus artistas, lápices, gomas de borrar, fibrones, tinta, etc. y detrás los dibujantes trabajando en sus obras. Algunos los venden o hacen dibujos a pedidos, otros simplemente exponen. Están los que prefieren ensuciarse las manos con grafito y tinta y los que se llevan bien con la tecnología y optan por un dibujo computalizado.
Y hay demasiadas cosas por disfrutar en este entretenido y genial evento.

DSC00534.JPG
Pasillo de los artistas.

Es uno de los eventos que vale un verdadero aplauso.

¿Las ventas de mangas son influenciadas por una adaptación animada?

Ventas de mangas

La industria del manga, como cualquier otra, depende de la popularidad del producto. Sin embargo, como en el caso de la revista semanal Shūkan Shōnen Jump, si va perdiendo dicha popularidad los títulos llegan a cancelarse y no continuarse. Si un titulo consigue cierta popularidad puede que se adapte una animación.

Los mangas no se publican directamente, comienzan saliendo capítulos semanales, dependiendo la editorial y su revista. A medida que se publican los capítulos, como en el caso de la Shūkan Shōnen Jump, se hace un estudio de ventas y popularidad de la historia, basándose completamente n la opinión y votos de los lectores. Toda la industria se ve influenciada en su totalidad por los lectores. Si continúa descendiendo en el ranking el titulo es cancelado, mientras que si se mantiene o sube se sigue publicando. En este último caso, una vez alcanzado cierta cantidad de capítulos semanales, la editorial lo envía a publicar en forma de tomo recopilatorio.

Empecemos con el caso de Shingeki no Kyojin (2009 – en curso) de Hajime Isayama publicado por la editorial Kodansha, manga que se encontraba en el puesto número 11 en el año 2011 con 3.766.184 de ejemplares vendidos, descendió al puesto 15 en 2012 con 2.682.504 copias vendidas y en 2013, año en que se emitió la primer adaptación animada por Wit Studio en forma de serie de 25 episodios  pasó a ocupara el puesto 2 con 15.933.801 de copias. Un pico increíble, aumentó sus ventas en casi un 500%, se mantuvo en el mismo puesto en 2014, puesto 3 en 2015 y puesto 4 en 2016.

¿El hecho de una adaptación animada influye en la venta de los títulos?
Puede que sí, ya que quizá es más accesible y por medio de la serie se conoce el manga y se decida consumirlo, sin embargo no es un factor que se aplique a todos los casos. Como el manga Sket Dance (2007 – 2013) de Kenta Shinohara publicado por la editorial Shueisha el cual se encontraba en el puesto 12 en 2011 con 3.157.012 de ejemplares vendidos, siendo que su adaptación animada por Tatsunoko Production se emitió de Abril del 2011 a Septiembre del 2012, no obstante, y más allá de que la animación conste de 77 episodios, en 2012 descendió al puesto 14, en 2013 volvió a descender ocupando el puesto 25 con 1.783.098 de ejemplares vendidos, bajando ventas en un 43,5%, y en 2014 hasta 2016 no entró en los 30 puestos.

Pero si influyó, por ejemplo, en el caso de Tokyo Ghoul de Sui Ishida publicado por la editorial Shueisha, aunque es un caso diferente a los anteriores ya que el titulo cambia, es decir, no es el mismo título en volúmenes recopilatorios sino que está dividido en 3 títulos de tomos recopilatorios: Tokyo Ghoul de 14 tomos (2011), Tokyo Ghoul: Jack de 1 tomo (2013) y Tokyo Ghoul: re de 10 tomos (2014). Tiene continuidad, no son independientes las historias. Por lo tanto los casos de venta se van a dar dependiendo el título.
En el caso del primero apareció dentro de los 30 puestos recién en 2013 en el puesto 27 con 1.666.348 de ejemplares vendidos y pasó al puesto 4 en 2014 con 6.946.203 ejemplares vendidos aumentando un 316%, año en el que se emitió su adaptación animada por el estudio Pierrot de Julio a Septiembre que consta de 12 episodios. A diferencia del caso de Shingeki no Kyojin, Tokyo Ghoul no se mantuvo en los primeros puestos, sino que descendió al puesto 13 en 2015 con 3.576.177 de ejemplares vendidos, bajó sus ventas en un 48,5%. En el caso del tercer título figura en el puesto 10 en 2015 con 3.758.541 ejemplares vendidos y en 2016 pasó a ocupar el puesto 8 con 4.278.599 de ejemplares vendidos. Cuenta con una adaptación animada del mismo nombre que el título manga (segunda temporada) que se emitió de Enero a Marzo del 2015.

Está el caso de One Piece, escrito e ilustrado por  Eiichiro Oda y publicado en 1997 (todavía en curso) por la editorial Shueisha, también  interesante, ya que no dejó el primer puesto desde 2009, alcanzando en 2011 una cantidad aproximada de 37.996.373 ejemplares vendidos, y a pesar de ir bajando la cantidad conforme avanza cada año no abandona el puesto.

Se podría decir que si bien una serialización puede tener una adaptación a serie, videojuego, OVA, ONA, etc., no siempre va a influir en la venta del manga.

Para una mejor comprensión resumida de algunos casos: Infografía

Doukyusei

Una pieza hermosa y conmovedora.

doukyuusei_001.jpg
Tapa y contratapa del tomo Doukyusei

Pura, inocente y lenta se describe a Doukyusei: manga de género Yaoi, serializado por la editorial OPERA en 2010, escrito e ilustrado por Nakamura Asumiko.

La historia se centra en la relación que entablan Sajo Rihito y Kusakabe Hikaru durante sus últimos años de preparatoria en un colegio de chicos.
Sajo es un chico serio y tímido que se concentra en sus estudios y en su futuro mientras que Kusakabe es un muchacho extrovertido, alegre y relajado que participa de una banda de rock como guitarrista, queriendo dedicarse a la música en el futuro.

Dos personalidades totalmente opuestas. ¿Cómo comienza todo entonces?

Cuando en la clase de música el profesor les comunica que van a participar en el coro y los hace practicar la canción Kusakabe nota que Sajo solo movía los labios y no estaba cantando realmente, lo que le molesta creyéndolo un acto de soberbia por parte de él. Finalizadas las clases Kusakabe recuerda haber dejado su bento en el aula y vuelve por él, al llegar se encuentra con Sajo practicando la canción del coro y luego de intercambiar unas palabras respecto del tema Kusakabe impulsivamente, sin pensarlo dos veces, se ofrece a enseñarle a cantar la canción. Esta escena es de las más importantes y de las más hermosas, tratada con una sutilidad y una delicadeza que solo el talento de Nakamura Asumiko puede lograr.
El mismo instante en el que se ven, uno sorprendido por la repentina aparición y el otro atónito frente a esta figura que despierta en el (Kusakabe) un sentimiento enorme: el amor.
Así concluye el primer capítulo disparador de toda una trama que es perfecta.

En las primeras páginas del capítulo 1.2 se muestra una de las escenas mas increíbles: tras haber terminado de practicar la canción del coro y dado por finalizados sus encuentros, mientras beben en el parque y tras una pregunta comprometedora, Kusakabe sin poder evitarlo, de forma impulsiva, besa a Rihito y huye del lugar tras entrar en pánico.
Inexplicable. Simplemente sencillo: el dibujo, los trazos, el fondo blanco que expresa una sensación de envolvimiento de la escena. La autora logra expresar con una ilustración tan delicada un momento que en definitiva es complejo para los personajes.

Nakamura trata esta historia con una delicadeza y un realismo que pareciera que estamos viendo el desarrollo de una relación verdadera, incluso en los temas de las conversaciones que ambos personajes tienen entre ellos. Muestra cómo fluye de manera natural y tranquila.

El manga cuenta con una adaptación animada del mismo nombre del año 2016, dirigida por Shoko Nakajima y proucida por Aniplex (Naruto, Kill la Kill, Paprika, etc.).
La adaptación logra captar de forma sublime la historia, los dibujos, cada aspecto. Cuenta con una banda sonora que ubica el ambiente en el que se desarrolla con total sutilidad, que encaja perfectamente con la delicadeza y sinceridad de esta historia de amor.
Lo que es realmente hermoso de esta obra es la naturalidad con la que es tratada la relación, siendo que en ningún momento entra en consideración el género de ambos. La historia se desarrolla de forma apacible, fresca y realista. Los personajes entran en una relación donde cada uno toma su tiempo y donde ambos van descubriendo cada aspecto de la personalidad del otro.

Trailer de la película: Doukyusei

This slideshow requires JavaScript.

Me-Teru no Kimochi: ¿los hikikomori producto del discurso de la época?

¿Qué es un hikikomori?

Son aquellas personas que sufren de aislamiento social agudo por decisión propia, significa apartarse, estar recluido. Se debe a varios factores personales y sociales en sus vidas. Mientras que algunas personas sienten presión por parte del mundo exterior y padecen agorafobia o fobia social, un hikikomori reacciona con un completo aislamiento para evitar toda esa presión.
El término se utiliza para referirse tanto al fenómeno sociológico como a las personas que forman parte de este.
Si bien los hikikomori deciden aislarse, por los motivos que sean, a veces sucede por problemas de ansiedad social o timidez extrema. Pueden encerrarse en sus dormitorios o alguna otra habitación de la casa de sus padres durante periodos de tiempo prolongados, a menudo años. Todo esto hace de ellos un caso extremo de “solteros parásitos” (expresión japonesa para nombrar a aquellos viviendo en casa de sus padres para disfrutar de mayor comodidad).
El aislamiento de la sociedad normalmente comienza de forma gradual, antes de que el hikikomori cierre con llave la puerta de su habitación. A menudo se encuentran tristes, pierden a sus amigos, se vuelven inseguros, tímidos y hablan menos. Frecuentemente son objeto de burla en el colegio, lo cual puede ser el detonante para su aislamiento.
La mayoría de los hikikomori mantienen contacto con el mundo exterior solamente mediante la computadora, la televisión y los videojuegos en línea. Sin embargo, en casos extremos, el hikikomori puede cerrarse incluso a esto y permanecer horas y horas sin realizar actividades de interacción o apreciación social en lo absoluto.

Me-Teru no Kimochi es un manga Seinen, que consta de tres volúmenes, de Hiroya Oku que se publicó entre los años 2006 y 2007 en la revista semanal Weekly Young Jump.
Esta serialización trata sobre la vida de Koizumi Shintarou de 30 años quien ha estado aislado durante quince años: un hikikomori.
Comienza mostrando la relación Shintarou con su padre viudo, quien de forma compasiva, intenta sacarlo de ese estado sin obtener resultados. Su hijo le dice que va a dejar de ser un hikikomori cuando su padre consiga una pareja, y la consigue. Sin embargo Koizumi no cumple con su palabra.
La historia se centra en la relación que entabla con su nueva madre, tras el fallecimiento de su padre luego de haberse casado, y el proceso por el que transita hasta dejar de ser un hikikomori.

Para el psicoanálisis el sujeto es producto del discurso y es por esto que cada época con su discurso dominante producirá nuevas subjetividades. Para la psicoanalista Colette Soler el Otro propone síntomas y el síntoma que este Otro propone es la normalidad (Otro que se encarna en el discurso de la época). Como ejemplo los casos de anorexia, bulimia, ataques de pánico, TGD, etc. son las respuestas que el sujeto de la modernidad da a la demanda de este Otro. Por así decirlo, la delgadez como normalidad, como norma y todo lo que está por fuera de ello es anormal.

En el caso de los hikikomori, en palabras del psicoanalista Carlos A. Ouro comenta: “Justamente hoy escuché algunas estadísticas por la radio sobre el incremento del autismo en comparación con épocas anteriores. Hoy se habla de un 36% más de autistas. Es bastante llamativo porque el autismo y los hikikomori tienen, de alguna forma, algún punto de contacto, ya que ambos tienen que ver con cierto aislamiento. En lo que sí difieren es que en el caso de los hikikomori hay un corte con esta posición, es decir, que en algún momento se resuelve y entran en contacto nuevamente con la realidad, no como en el autismo que cada vez se profundiza más. Podríamos preguntarnos quizá si el incremento del autismo está en relación con el discurso de la época, así como el hikikomori tendría que ver con el discurso social, en este caso, japonés, de la cultura japonesa.”

Los hikikomori están caracterizados por volver a insertarse a la sociedad luego del tiempo que hayan estado encerrados, ya sea por terapia a la que hayan accedido los padres, por decisión propia, por verse obligados, etc. Esta reinserción supone un proceso complejo que el sujeto debe afrontar.

En el caso del manga Me-Teru no Komachi se puede observar un ejemplo de esto en el segundo capítulo del primer volumen  cuando Koizumi, ante la amenaza de su nueva madre de marcharse, decide abrir la puerta de su habitación y dar un paso fuera de esta, lo que le supone un gran estrés y vuelve a encerrarse.

En posible conexión con lo expuesto en este sitio la semana pasada,  ¿Se podría decir que el fenómeno hikikomori es un síntoma del discurso tecno-científico donde tecnología e imagen dominan y modulan las producciones que hay en el mundo, y que bastante tiene que ver con Japón, un país íntimamente relacionado con los avances tecnológicos? Para una posible respuesta a este interrogante, sostiene el Lic. Ouro: “Hay algo de eso, porque cuando el sujeto va al encuentro con el otro y se interpone algo del orden del objeto tecnológico encontramos ahí una interrupción del lazo social.”

En este caso no hablamos de una pérdida de identidad ni de una suposición a futuro del rumbo de la sociedad; hablamos de un fenómeno social real, que se da por razones concretas de cada sujeto, en el que la tecnología influye a través del discurso dominante.